"Las diademas te invitan a que la niña sea adulta"

" Ponlo palabra y harás que el alma de su belleza transpire como el dedo que apunta a la luna, aún así, ¿como callar delante de tal mirador?

El tocado presidia en solitario para que no faltara el adorno de la reina; a su lado, dejar atrás el sombrero de época, sería olvidar un pasado coqueteando con la parte más fenenina; por otra parte, el "madame clásico" cortejando con la fantasía de" parece que fue ayer", da testimonio de que no se puede olvidar; las diademas te invitan a que la niña sea adulta sólo porque tú lo quieres.

                                  Ha nacido una estrella sin enterarnos, en éste instante..."

Escribir comentario

Comentarios: 0